Vuelta

Haga CLIC para ampliar.Perlas negras de Tahiti  

Las perlas siempre han sido apreciadas. En la Grecia antigua, mujeres y hombres llevaban collares y brazaletes. Durante la Edad Media, las perlas estaban equiparadas a las piedras preciosas para la fabricación de objetos decorativos. Más tarde las perlas solían ser utilizadas para adornar los vestidos más engalanados. Hoy se montan en anillos, brazaletes, collares y pendientes. 

El cultivo de las perlas,a partir de las ostras Pinctada Margaritifera la única variedad del mundo que produce una perla de color negro se ha desarrollado en Polinesia  desde hace más de veinte años. El «naissain» (un conjunto de ostras jóvenes) es sumergido en las aguas de la laguna. Cuando éstas ostras llegan a la edad adulta (al cabo de 3 años), las perlas son « sembradas » : se abre el molusco y se le implanta en el cuerpo (generalmente en las glándulas sexuales) un núcleo (pequeña perla fabricada a partir de un molusco de agua dulce). A continuación las ostras son sumergidas el la laguna durante un periodo superior a 18 meses, y vigiladas con gran atención. Pero, menos de la mitad de las ostras sólo producirán una o dos perlas. 


Haga CLIC para ampliar.

Los diferentes colores son naturales, los grises o negros con reflejos de tonos diferentes : plateado, azul, rosa, verde, o berenjena. Cada forma es única, y la perla más rara es la perfectamente esférica, ¡y la más cara ! También hay otras formas muy buscadas, como la pera o el capullo. A parte del color, está el lustre (su destello brillante) y claro está, la talla (diámetro) son los elementos importantes para la elección. 

Para encontrarlas, consulte los Mapas

Vuelta